Crean competencias en docentes y escolares
Lunes, 28 de Julio de 2014 09:35

 

FOTO1
La construcción de hábitos y de valores son dos de los módulos de proyectos de vida exitosos con inteligencia emocional. Este proyecto propicia una sólida escala de valores en niños y niñas escolares (foto Laura Rodríguez).

Por medio del Trabajo Comunal Universitario (TC-558) denominado Laboratorio Pedagógico, de la Sede del Atlántico de la Universidad de Costa Rica, la Institución colabora con el mejoramiento de la calidad de la educación pública en el país, y con el proyecto Desarrollo de proyectos de vida con inteligencia emocional potencia el desarrollo integral de los niños y niñas en edad escolar de comunidades aledañas a la sede del Atlántico.

Ambos proyectos hacen eco del tipo de acción social de la UCR que el vicerrector Roberto Salom Echeverría ha defendido como ese espacio o quehacer en que están llamadas a interactuar entre sí los diferentes saberes y disciplinas, a través de actividades académicas dirigidas a resolver problemas y necesidades sentidas por la comunidad, desde una concepción de excelencia, pertinencia, propósito didáctico, efecto demostrativo e innovación.


Competencias y proyectos de vida exitosos

Precisamente la pertinencia y la innovación son dos de las característica que destacan en el proyecto Desarrollo de proyectos de vida con inteligencia emocional, el cual nació en el 2003 bajo la premisa de que los buenos hábitos hacen una persona exitosa para toda la vida en lo académico, en lo profesional y en lo personal. Se centra en cuáles lineamientos fortalecen el desarrollo de los niños para que a futuro se puedan plantear proyectos de vida exitosos que formen y enriquezcan su personalidad.

FOTO_2
Diferentes recursos didácticos interactivos han sido diseñados para que niños y niñas interioricen por medio del juego lo importante de una sana e inteligente convivencia e interacción social (foto Laura Rodríguez).

El objetivo primordial es facilitar el desarrollo integral de los niños y niñas en edad escolar de comunidades aledañas a la Sede del Atlántico de la UCR y sus tres recintos: Turralba, Paraíso y Guápiles, mediante la generación de proyectos de vida orientados a fortalecer la seguridad y la confianza en sí mismos, los deseos de logro, el liderazgo, la capacidad de análisis crítico y de razonamiento para la toma de decisiones.

Según la coordinadora Milena Barquero, este proyecto es innovador al direccionar el concepto de inteligencia emocional hacia niños y niñas escolares como medio para su desarrollo integral, autocontrol de las emociones y reconocimiento de sí mismos como personas capaces de plantearse proyectos de vida de acuerdo con sus necesidades e intereses según su fase de desarrollo y por medio de la construcción de hábitos de cortesía, responsabilidad, respeto, entre muchos más.

Se busca que los niños y niñas adquieran la habilidad de equilibrar sus sentimientos orientados a crear relaciones productivas con sus semejantes, tomando decisiones con una visión clara hacia el futuro por medio de charlas y talleres. Es un trabajo integral en las escuelas, con las familias, con los niños y niñas; guiados por estudiantes y profesionales de la UCR.

El trabajo también incluye que los escolares puedan fortalecer su autoestima, en cuanto al manejo de las emociones y su propia concepción como personas en el manejo de diversas problemáticas como dignidad humana, violencia familiar, drogadicción, educación ambiental, salud mental y recreación; todo lo cual favorece estilos de vida saludables.

FOTO_3
Para poder incorporar los aspectos emocionales en el proceso educativo se debe trabajar en qué consisten las emociones, cómo a partir de estas surge la educación emocional (foto Laura Rodríguez).

La Mag. Milena Barquero explicó que "esos lineamientos me van a dar un proyecto de vida a corto, mediano y largo plazo con éxito porque aprendo a conocerme como persona, a reconocer cuáles son mis habilidades, destrezas, capacidades; construyo competencias, con inteligencia emocional".

 

Aprender sintiendo

El Laboratorio Pedagógico trabaja con grupos de la educación formal de preescolar, primaria y secundaria. También a nivel no formal con instituciones y organizaciones dentro de la comunidad o grupos organizados dando capacitación, asesoría y cursos que requieran, según los diagnósticos elaborados por instituciones como municipalidades, el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) por ejemplo, todo dentro del marco del mejoramiento de la calidad de la educación pública.

La coordinadora el proyecto señaló que por medio del Laboratorio pedagógico se ha logrado apoyar a diferentes entidades como el Ministerio de Salud Pública, centros de nutrición y salud CEN-CINAI; en donde los y las estudiantes de la UCR colaboran, no solo con materiales didácticos, sino también con asesorías sobre el cuido y atención de los niños y las niñas. También se recogen datos que permiten mejorar el estudio académico para proponer nuevas políticas y soluciones a las diversas problemáticas educativas del país.

El Laboratorio pedagógico reúne estudiantes de variadas profesiones como Psicología, Odontología, Antropología, Sociología, Economía, Estadística, Educación, y del área de Salud, entre otros; en una labor interdisciplinaria capaz de generar recursos y procedimientos: materiales didácticos, juegos al aire libre, cuadernos de actividades, juegos , exposiciones, charlas, capacitaciones, trabajo con familias y con los docentes de las escuelas.

FOTO4
Milena Barquero, "si el niño comprende el sentimiento que le lleva a reaccionar de equis manera podrá mejorar, auto controlar algunas reacciones; lo cual le permite entender cómo dar solución al problema de manera asertiva" (foto Laura Rodríguez).

Por su parte, los estudiantes de la carrera de enseñanza de la matemática que conforman este laboratorio también han aportado al Ministerio de Educación Pública (MEP) por medio del diseño de guías para apoyar a los docentes en su quehacer con los estudiantes de sétimo, octavo y noveno años en Turrialba, en relación con los cambios en los programas de estudio introducidos por el MEP.

Las guías fueron reconocidas por el Departamento de Asesoría del MEP y gracias al apoyo de la Vicerrectoría de Acción Social de la UCR se trabaja en la edición de estas guías para implementarlas en otros centros educativos.

Según destaca la coordinadora Barquero "estas guías fueron algo muy innovador porque no existían guías de trabajo para que el docente tuviera un recurso didáctico que le permitiera mejorar el nivel educativo de los alumnos y alumnas en las aulas". Se espera que ya este año 2014 se puedan implementar y sean un plan piloto para el resto del país.

Diferentes bibliotecas públicas y escolares en el país también se han beneficiado de la labor del Laboratorio pedagógico, con cursos de informática, de inglés, para diferentes usuarios; así como apoyando trabajos específicos en comunidades indígenas de la zona atlántica.

Barquero enfatizó, además, el valor agregado que este tipo de iniciativas de acción social de la Universidad provee en la formación profesional de los estudiantes. "Contribuyen con su proceso académico al aprender, gracias al recurso pedagógico diseñado, cómo enseñar a través del estudio de casos; todo ese aprendizaje lo podrán implementar en su quehacer profesional a futuro" añadió la profesora Barquero.

Desde el año 2003 con el apoyo de la Vicerrectoría de Acción Social y la unidad de diseño de la Oficina de Divulgación e Información de la UCR todos los materiales y recursos elaborados se utilizan a nivel nacional y algunos a nivel internacional.


Fuente: María Encarnación Peña Bonilla, Periodista Oficina de Divulgación e Información
www.ucr.ac.cr



Compartir: