Educación por competencias implica una reinvención de la profesión docente
Lunes, 03 de Septiembre de 2012 15:21

Lilliam Mora V.
Periodista
Facultad de Educación

Dra._GrisellCon motivo de la lección inaugural del II semestre de la Facultad de Educación, la Dra. Grisell González, especialista en Ciencias Pedagógicas, Universidad Pedagógica Enrique José Varona, Cuba, ofreció una amplia conferencia sobre Educación por competencias y formación docente.

Desde un inicio la Dra. González enfatizó que el tema de la educación por competencias es controversial, así como tiene sus defensores también encuentra detractores. A pesar de ello, hizo énfasis en que los educadores están llamados  a transformar el modelo educativo.


Si bien la formación por competencias se impulsa en la actualidad, es importante resaltar que desde hace varios años se viene hablando de las competencias.

La experta fue clara al señalar que la educación en este siglo enfrenta grandes retos, entre ellos: un contexto caracterizado  por un gran avance en todos los campos,  formar personalidades creativas, con capacidad para emplear conocimiento y generar nuevo conocimiento, preparar para que las personas puedan descubrir, experimentar, interpretar y transformar la realidad, incrementar el valor potencial de la ciudadanía, y por ende lograr una integración de competencias intelectuales, sociales, tecnológicas y culturales.

“Estamos llamados a transformar el modelo educativo, preservando lo positivo de los modelos utilizados hasta ahora y no cometer el error de tirarlo todo a la basura. Se debe resolver esa gran contradicción entre la formación de las nuevas generaciones y el desempeño que tienen esas nuevas generaciones en el ámbito económico, político, social, comunal y hasta personal”, explicó González.  

auditorio


Ante este panorama es esencial cambiar la visión de los empresarios y empleadores. “Al final también formamos para el trabajo, al educador hay que prepararlo para la vida y para el trabajo.  Para ello hay que tomar en cuenta las necesidades de un mundo globalizado”.

La especialista cubana recalcó que actualmente hace falta personal capacitado para lo que demanda el mundo. “Pero también hay que cambiar el modelo de formación profesional y esto conlleva hacer una transformación en la concepción que hemos tenido hasta ahora sobre lo que es educación y aprendizaje. El rol del profesor y estudiante varía en este nuevo modelo y el protagonista es el educando”.

Para lograr todo esto es preciso cambiar e innovar el modelo de formación y desarrollo del docente, desde su captación, cuáles son aquellos requisitos, condiciones, características que requiere la persona que será docente, y pensar en la idoneidad para esta profesión. Pero ahí no termina el trabajo, luego se debe analizar qué se va hacer en la formación inicial de ese docente y qué se le va dar como educación continua y permanente para que él se mantenga actualizado en los últimos avances de pedagogía, sociología, psicología, y en el objeto de aprendizaje.

Es aquí donde surge una interrogante ¿Dónde está el énfasis en esta formación por competencias? Ese énfasis se encuentra en los saberes. “Se trata de formar en conocimiento, en el saber hacer, en el saber ser, saber convivir y saber emprender. Es un proceso complejo. Es educar al individuo en un modelo integrado, es una concepción holística. Y ahí es donde viene un gran reto para los educadores”, aseguró González, pero además cuestionó ¿cómo podemos formar en esa complejidad?

Al incursionar en este modelo es preciso realizar cambios e innovaciones en el aula, entre ellas: atenuar la enseñanza vertical, reconsiderar el aprendizaje  grupal, desarrollar estrategias diferenciadas, construir el conocimiento en conjunto, dar protagonismo al estudiante, aprendizaje significativo, usar las TIC´s, y desarrollar estrategias de aprendizaje novedosas. González manifestó que hasta el momento se podría decir que los docentes tienen un excelente dominio de la teoría, pero fallan en el desarrollo de las competencias integrales.

Otro aspecto a modificar es el sistema de evaluación. Una forma sería realizar exámenes integrados. “Es evidente que si cambia el modelo educativo debe variar el sistema de evaluación, es imposible seguir evaluando de la misma manera, la evaluación tradicional hay que hacerla pedazos, aunque eso es lo que más cuesta porque ya existen normativas. Este es un aspecto que no nos deja avanzar, todavía no nos podemos separar de lo sumativo, pero hemos logrado algunos avances”.

La flexibilización del curriculum es una variante más a introducir en la enseñanza por competencias. En este sentido, la experta considera que es recomendable que el alumno pueda elegir materias a su gusto, así como disminuir la cantidad de teoría en las clases, establecer una interdisciplinariedad y estrategias didácticas conjuntas.  “No se puede pensar que el curriculum se va seguir llenando de materias, recordemos que se debe racionalizar el conocimiento porque no se puede dar toda la teoría, se requiere aprender a encontrar el conocimiento”.

Después de todo este análisis quedan varias interrogantes y desafíos. ¿Cómo se forman los docentes para resolver los problemas coyunturales que tiene la escuela de hoy? ¿Cómo se forman para vivir los cambios de la escuela que se moderniza, es decir cómo se educa al profesor para el futuro? “Es aquí donde hay que reinventar la profesión docente y formarlo en competencias pedagógicas, institucionales, productivas, interactivas y específicas. Debemos empezar a formar a la gente para el trabajo, para la vida”, puntualizó González, pero además exhortó a pensar ¿Qué educación necesitamos en este siglo?

 

Descargue la ponencia y la presentación de la Dra. González en la sección Documentos del portal de la Facultad de Educación

 

 

Resumen de la ponencia

La formación de ciudadanos y ciudadanas competentes, responsables y comprometidos con el desarrollo social es la misión esencial de la educación contemporánea. Desde hace varios años, los sistemas de educación , se han visto inmersos en un proceso de reforma e innovación curricular para establecer una relación más efectiva con la problemática social; donde no sólo han tenido que modificar los planes y programas de estudios, sino que han visto la necesidad de transitar a otro modelo educativo que privilegia la educación por competencias centrado en el aprendizaje ya que se considera como el modelo que mejor responde a las demandas de una sociedad en continuo movimiento. Una de las vías esenciales para la capacitación de los y las docentes para enfrentar los retos que enfrenta la educación lo constituye la mejora continua de su práctica al planificar, ejecutar y evaluar estrategias educativas en el proceso de enseñanzaaprendizaje.

Que se conviertan en agentes de cambio, desarrollen competencias con las que enriquecer su capacidad para resolver problemas y mejorar la práctica educativa. Ser una (un) docente competente significa, no sólo ser un conocedor de la materia que explica sino también de los contenidos teóricos y metodológicosde la psicología, la pedagogía, la investigación educativa y de otras ciencias sociales que los capacite para diseñar en sus disciplinas un proceso de enseñanza-aprendizaje potenciador del desarrollo de la personalidad de los y las estudiantes. La ponencia se propone un intercambio para el desarrollo de la calidad y la efectividad en la formación y actualización permanente de las profesoras y profesores. El punto de partida es la educación por competencias en la formación docente. Se hace una propuesta de actualización en un modelo educativo por competencias.



Compartir: